Saltar al contenido
Las razas de perros más bonitos del mundo

Husky de Alaska

Husky de Alaska

Seguro que en algún lado habrás oído hablar del Husky de Alaska, uno de los tipos más famoso del Husky Siberiano. ¿Te gustaría aprender algo interesante sobre esta ave? ¡Pues sigue leyendo!

¿Qué es el Husky de Alaska?

El Husky de Alaska o «Alaskan Husky» es el nombre que se le otorga a una categoría o variedad de perros de trineo muy eficientes originarios de Alaska (situado en Estados Unidos).

El origen del Husky de Alaska ocurre a partir de una mezcla entre perros y lobos provenientes de Alaska, muy similares a los husky siberianos, pero por lo general más alto y delgados y con orejas puntiagudas.

Asimismo, dentro de este grupo se encuentra el Husky del Río Mackenzie.

¿Para qué eran utilizados estos perros?

Normalmente, el husky de Alaska era utilizado para carreras de media o larga distancia (de trineos), ya que tienen mucha energía y fuerza. No necesitan de un perro guía, pero sí que quien los conduce tenga autoridad sobre ellos, de lo contrario no responderán a las órdenes.

Asimismo, en diversas ocasiones se utilizaban para trabajos situados en la nieve, como tareas relacionadas con trineos. Es de importancia tener en cuenta que en los campeonatos de carreras de trineo, estos perros pueden llegar con el trineo cargado a los 30 km/h y que se corre durante tres días a razón de entre 30 a 50 km diarios.

¿Cuál es la apariencia del Husky de Alaska?

No existen características fijas de pedigrí, sino más bien de propósito. Los conductores de trineo suelen distinguir entre los Husky de Alaska y cruce de razas, de forma informal, así que es posible que el «Alaskan Husky» tenga un grado de apariencia de perro del norte.

Cuentan con un tamaño medio, con un promedio que oscila entre 30-40 kilogramos los machos y 17-19 kilogramos las hembras. Por otra parte, la mayor parte de los Alaskan husky tienen las orejas puntiagudas.

Por último, el manto de estos animales puede ser de cualquier color pero sus ojos deben ser marrones, de lo contrario se los considera Husky siberianos. Y en cuanto a su carácter: no les gusta ladrar; muy mansos con los niños, son buenos guardianes para la familia que los adopte.

Entradas relacionadas